Edúcalos sin gritos. Aquí los tips

Comparte

Edúcalos sin tener que gritarles y verás como te hacen caso. Por ello, Club de Madres Pompiglos te deja algunos tips para que los pongas en práctica. Ser padres realmente es un reto difícil, más aún para las mamás quienes experimentan todas las reacciones desde el embarazo, lidian con sus propios miedos de fallar en el proceso, porque está ante el ojo de la familia que todo el tiempo está al pendiente de cómo enseñan y aprenden de los hijos.

La mamá es quien se lleva la mayor tarea y es que no hay una guía científica que te enseñe sobre cómo educarlos, pero hay muchos libros de sicólogos que dan una mano en esta ardua labor como madres, ya que la educación es el eslabón que conduce a los niños en su elección por el mejor camino en sus vidas.

Pero entrando ya en el tema, las mamás cuando el pequeño infante ya habla tiende a regañarlo por cosas que puede que haga mal porque estaba distraído y es ahí cuando sale el primer grito: ¡Qué hiciste!?

Educar es complicado, porque se debe enseñar a los niños el porqué de las cosas, se debe explicar casi todo, ya que ellos en su corta edad apenas tienen conocimiento de su entorno. Los gritos como reacción inmediata ante una situación estresante es el primer recurso que se emplea para corregir o dar órdenes, pero no siempre es lo mejor porque se crea una serie de situaciones desfavorables tanto para el niño como para la madre.

Se educar sin gritar, es cuestión de poner en práctica los siguientes consejos.

1.- Vístete de paciencia

La paciencia es una virtud que pocos tienen, pero es también aquella que se cultiva sí se la práctica, más aún con los niños que siempre tienen preguntas y las madres para todo no tienen respuestas. Ponte en su lugar y piensa que es un pequeño ser en proceso de desarrollo mental y físico, él/ella necesita de tu apoyo y amor cuando los educas.

Ante cualquier situación que te encuentres, especialmente cuando sus travesuras te hacen enojar recuerda que solo se es niño una vez, su mente necesita explorar y descubrir para poder desarrollarse ante su entorno, no limites sus momentos de juegos, déjalos sentir la diversión, pero enséñales mediante el habla que todo tiene que ser con medida y control, sí es hora de jugar que se haga con tiempo, entabla con ellos la oportunidad de llegar a un consenso hablando expresando las ideas de ambas partes.

2.- Aprende a escucharlos

Cuando se logra entablar una conversación, muchas veces se requiere que nos escuchen, pero no sabemos escuchar a los demás y esto ocurre en todos los ámbitos de la vida, más con los niños que ellos quieren expresar sus ideas, emociones, descubrimientos y requieren de una escucha activa.

Como madres la mayoría de las veces estamos cansadas del trabajo o actividades diarias y no tenemos esas ganas de sentarnos a escucharlos, pero es importante hacerlo, con ello se ayuda a fortalecer el vínculo madre-hijo e incentivamos la confianza en el niñ@ para que exprese libremente sus ideas. Además de que el niñ@ logrará que tu aprendas a entenderl@ en ciertas situaciones, habrán fortalecido el proceso comunicativo.

3.- Admite tus errores

Sí alguna vez los regañaste sin darles la oportunidad de explicarse, pero después descubres que no tuvieron tanta participación en el hecho y te disculpas reconociendo tu error, será la mejor forma de mostrarles tu lado humano, todos erramos, pero podemos disculparnos y tratar de enmendar el error.

Los seres humanos no somos perfectos, nadie lo es, sobre todo las madres que están en constante aprendizaje, el poder educarlos haciéndoles ver que tú también te equivocas y reconociendo tu error hace que ell@s puedan ver que su mamá los educa con el ejemplo y les da de ti una idea más sabia y equilibrada.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *