Cuidados al momento del baño a tu pequeñit@

Comparte

El momento del baño es un tiempo de conexión y amor con tu bebit@. Por ello, debes seguir los siguientes cuidados, toma nota y compártelo con tus amigas Mamás.

El momento del baño con tu bebit@ es más importante de lo que te imaginas. Para que sea especial debes tener algunos cuidados que aquí te contamos. El baño para tu pequeñín además de garantizar una higiene adecuada, también estimula el desarrollo psicomotor, brinda experiencias sensitivas, incita al juego, estimula la circulación, relaja y sobre todo es un momento muy especial para fortalecer el vínculo de amor y confianza que tienen tú y tu bebit@.

Aquí te damos algunas sugerencias para hacer de este un momento mágico:

1.- Bañera de plástico

Te recomendamos que utilices una bañera de plástico que brinde seguridad y comodidad. Además procura tener las manos bien lavadas, las uñas cortas y no usar joyas que puedan lastimar la piel de tu bebé.

2.- Bebé semisentado

Coloca al bebé semi-sentado en la bañera sujetándole la cabeza con tu mano izquierda, si eres diestra. Con la otra mano puedes manejar una esponja natural y el shampoo de tu preferencia.

3.- Limpieza de oídos y nariz

Para limpiar correctamente los oídos y la nariz no utilices copitos, limpia hasta donde te permita la toallita. Para eliminar la saliva o restos de leche utiliza una gasa o toallita.

4.- Partes íntimas

La higiene de los genitales merece especial atención. En los niños procura movilizar hacia atrás suavemente el prepucio sin forzarlo. En las niñas limpia cuidadosamente los surcos genitales siempre hacia atrás, desde la vulva hacia el ano para no arrastrar gérmenes residuales procedentes de las heces.

5.- Durante el baño

Durante el baño, háblale, cántale, juega con él, muéstrale lo divertido que es jugar con la espuma o con sus juguetes que flotan y se hunden. Dile también cuánto lo admiras y lo feliz que te sientes de que haya llegado a tu vida.

6.- Baño terminado

Una vez que ha terminado el baño envuelve a tu bebit@ en una toalla que cubra todo su cuerpo para evitar enfriamientos, abrázalo un momento para que recupere el calor y luego ve secando suavemente cada parte de su cuerpo y procede a vestirlo rápidamente.

7.- Pañitos húmedos y Pomada Pompiglos

Recuerda que para proteger la piel de tu bebé están los pañitos húmedos pompiglos en sus dos presentaciones: (Clásico y Premium). Estos pañitos son únicos en el mercado porque además de limpiar también protegen el pompis de tu bebé evitando las escaldaduras e infecciones, estimulando la regeneración de la piel gracias a su exclusiva fórmula reforzada con Bisabolol, Alantoína, Aloe Vera y Manzanilla.

Además son muy resistentes gracias a la tecnología Spunlace que consiste en entrelazar dos tejidos en diferente dirección lo que le permite la misma resistencia para usarlo de cualquier lado brindando comodidad, suavidad y ahorro en su uso.

Para complementar el aseo de tu bebit@ recuerda que la crema para escaldaduras pompiglos por su fórmula con: retinol (mantiene la piel suave y sin irritación), óxido de zinc (mantiene la piel seca y protegida), aloe vera (hidratante y renovador de la piel) y alantoína (suavizante y cicatrizante natural).

Encuentra los pañitos y la crema para escaldaduras pompiglos en tu farmacia más cercana.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *